Buscar chicas en linea

Modelando en la iglesia

4

4 comentarios:

Mi reyna ma bella

1

1 comentarios:

Bella Chichicasteca

5



5 comentarios:

Jessi Morales

19

19 comentarios:

Jackelinne

1

1 comentarios:

Que lindura de chica (Lessenia)

2

2 comentarios:

Siempre hay que algo que mostrar

2

2 comentarios:

Hermosas

3

3 comentarios:

Orgullo Quetzalteca

4

4 comentarios:

Super modelo chapina

4

4 comentarios:

Morenita indígena

2

2 comentarios:

mirada picara

2


2 comentarios:

Anairis Chamale

1


1 comentarios:

Paolita Ambrocio

2


2 comentarios:

Elizabeth de Huehue

5





5 comentarios:

mis atributos

3

3 comentarios:

Provocando a los chicos

8

8 comentarios:

Canchita indígena

3

3 comentarios:

Esperando en el parque

1

1 comentarios:

Bella creación perfecta

2


Cuando Dios nuestro Señor creó a la MUJER, ya estaba en su sexto día (tiempo extra). Un ángel apareció y dijo, "Señor, ¿qué estás haciendo con tanto entusiasmo?" El Señor le contestó, "¿Has leído las especificaciones de esta orden? La MUJER Tiene que ser completamente lavable y no de plástico, tener 180 partes movibles y reemplazables; debe de poder trabajar con solo café negro y poder vivir de sobras, tener un asiento en las piernas que al pararse desaparezca; debe dar besos que curan desde una pierna rota hasta un corazón desilusionado, y tener seis pares de manos."


 El ángel le dijo, "¡Seis pares de manos! ¡Imposible!" "Pero no son las manos que me preocupan," le dijo el Señor, "sino los tres pares de ojos que este modelo debe llevar–un par que mira a través de puertas cerradas, un par en la parte de atrás de la cabeza que adivina cualquier peligro, y por supuesto un par en la frente que ve cuando el hijo comete un error y le dice sin hablar: ‘Yo te entiendo y comprendo, hijo mío.’"
El ángel, tocándole la manga a su Señor, le dijo, "Señor, vamos a dormir, puedes seguir mañana." "No, no puedo," dijo el Señor, "porque estoy a punto de crear a alguien tan cerca de mi que debo terminar ahora. Debe ser alguien que cure solo, alguien que resuelve todo, que pueda alimentar a


LA CREACION PERFECTA
una familia de seis con unos cuantos colones; que logre meter a un niño de cuatro años bajo la ducha y contarle un cuento capaz de tranquilizarlo."
El ángel rodeó el modelo reservado a la mamá y dijo, "Es muy suave y se ve fuerte." El Señor contestó, "No puedes imaginar lo que esta MUJER puede hacer y tolerar." "¿Puede pensar?" preguntó el ángel. "No solo puede pensar, sino también razonar y refleccionar," dijo el Creador. "Y esa lágrima en sus ojos, ¿para qué es?" preguntó el ángel. "Es," dijo el Señor, "de gozo, de trizteza, de decepción, dolor, soledad, orgullo, y alegría."

"Señor," dijo el ángel, "¡eres un genio!" Y el Señor, mirando tristemente a su modelo dijo, "Lo malo es que nunca tendrá descanso y jamás obtendrá ni la mitad del amor que ha derrochado… y por eso, ¡le doy mi bendición muy especial!"

¡Esta es mi creación perfecta!


2 comentarios:

Karina

0

0 comentarios:

Modelo indígena

2

2 comentarios:

Lindos ojos

4



Bella hembra parida por la Patria Grande,
excelsa creación que nuestro suelo engalana,
escultura de maíz y mejillas de roja manzana,
dan fulgor al celaje que en nuestro cielo arde.

Eres dilecta presencia en esta tierra de ensueño,
ausencia que haría mustio el paisaje del horizonte,
no habrían noches serenas sin tu rostro risueño
y en el agreste entorno no cantaría el sinsonte.

Mujer de subyugantes encantos y prolija ternura,
fertilizas la ilusión con el sutil fulgor de tus ojos,
es tu efigie codiciada obra de magistral apostura,
íntimo patrimonio del sentimiento ante ti de hinojos.

Palpita en tu sangre ese azul de mares y cielos, 
y tu sonrisa el regio encanto de áureos marfiles,
cobriza piel que contrasta con esos morenos suelos,
luciendo con orgullo nuestros autóctonos güipiles.

Deambulas en libertad nuestros campos y praderas,
bañando tu cuerpo aguas de pulcros manantiales,
eres cómo el quetzal que vuela nuestra cordilleras,
venerado y amado en el seno de tierras celestiales.

Angelical cuerpo producto de oriunda artesanía,
moldeada con ternura en sublime procreación.
Eres delicada ofrenda sobre altar de casta abadía
y que codicia en demasía mi palpitante corazón.

4 comentarios:

Elida

1

1 comentarios:

Susana Cristal

3

3 comentarios: